En las tareas de mantenimiento de los extintores contra incendios en Tenerife, los técnicos encargados han de poner un cuidado especial al tipo de carga que se utiliza en cada uno de ellos pues no todos los extintores contienen las mismas sustancias, porque no todos ellos pueden ser utilizados para combatir cualquier tipo de fuego.

A la hora de diseñar las necesidades en extintores contra incendios en Tenerife, hablamos de diferentes tipos de extintores según cual sea el agente utilizado para combatir las llamas. El primero de estos grupos está formado por los extintores que esparcen agua, ya sea pulverizada o  bien en chorro, son aptos para fuegos de la clase A (materiales que producen brasas como madera o papel).

Este tipo de extintores no deben utilizarse bajo ninguna circunstancia en fuegos de la clase C (material eléctrico) por su gran capacidad de conducción de la electricidad. En estos casos, los técnicos recomendamos la instalación de extintores de espuma, pues además de combatir el fuego de tipo A, también son muy eficaces contra los de tipo B (líquidos inflamables como gasolina o alcohol).
 
Hay extintores de dióxido de carbono que se emplean tanto para apagar líquidos inflamables como equipos eléctricos pero no son demasiado eficaces en fuegos con brasa, por lo que se necesita complementarlos con extintores de agua. Los extintores de polvo seco forman el cuarto grupo, se pueden utilizar sobre los tres tipos de incendio mencionados porque  su agente crea una sustancia pegajosa que se adhiere a los materiales sólidos aislándolos del oxígeno e impidiendo la acción del fuego.

Para otros materiales como metales combustibles o la grasa que se acumula en las cocinas industriales existen también otros tipos de extintores que te iremos presentando desde Extintores Proinse.