En el caso de que quieras mejorar la protección de tu inmueble, nosotros te ofrecemos la posibilidad de instalar alarmas contra incendios en Tenerife, así como otros sistemas de protección pasiva contra el fuego. Uno de esos elementos es la puerta cortafuegos, de la que te vamos a hablar en esta nueva entrada de nuestro blog.

Como su nombre indica, estas puertas están pensadas para impedir la propagación del fuego mediante la compartimentación, lo que permite una rápida evacuación en los edificios en los que se declara el fuego. Para que se considere resistente al fuego tiene que ser estable, estanca a las llamas, los humos y los gases, y aislante durante un tiempo determinado.

Según la normativa, se puede establecer tres tipos de puertas en función de su estabilidad al fuego: E-30 (cuando aguantan 30 minutos), E-60 (cuando resisten 60 minutos) y E-90 (en caso de que lleguen a los 90 minutos). Pasa lo mismo con la estanqueidad a las llamas y el aislamiento a los humos y gases (se habla de PF-30, PF-60, etc.).

Estas puertas pueden ser de diferentes materiales, como el metal, la madera o el vidrio. Se suelen fabricar con dos chapas de acero y con lana de roca en el interior, un material realmente resistente.

Como ves, supone una importante ayuda a la hora de proteger cualquier instalación contra el avance del fuego. Si quieres conocer más detalles sobre los diferentes modelos con los que trabajamos o el tiempo de instalación, tan solo tienes que acercarte a Extintores Proinse.

Recuerda que también hemos montado numerosas alarmas contra incendios en Tenerife. Disponemos de equipos que se pueden adaptar a todo tipo de espacios. Si necesitas un presupuesto puedes preguntarlo sin compromiso.