Todos los edificios deben estar provistos de extintores contra incendios en Tenerife que cumplan las garantías de funcionamiento y protección. En Extintores Proinse nos dedicamos a la distribución de todo tipo de extintores como los de espumógeno, los de polvo químico o los de CO2. En este post nos centraremos en estos últimos.  

El detalle de que el CO2 no sea combustible y de que no reaccione químicamente al entrar en contacto con otras sustancias lo sitúa en una posición privilegiada en lo que a extinción de incendios se refiere. En Extintores Proinse nos aprovechamos también de la capacidad de compresión de este gas para almacenarlo y conservarlo en los habituales extintores. Otro punto a favor del CO2 es que no conduce la electricidad. Por lo tanto, estos extintores se pueden usar en incendios con carga eléctrica. Además de todo lo anterior, el CO2 no deja residuos algo que los hace ideales para usar en zonas en las que, después de la extinción, no haya que limpiar. Además, las propiedades termodinámicas del dióxido de carbono son otra de las ventajas de este gas.  

Estamos hablando de un gas que se transforma en líquido cuando se le aplica determinada presión y frío. En razón a lo anterior, al CO2 sólido se le llama también hielo seco. Nuestros extintores de dióxido de carbono están concebidos para proteger áreas en las que existe riesgo de que se produzca un incendio de clase B, es decir, originado por combustibles líquidos. También de clase C, los causados por los gases inflamables. 

Si tienes dudas sobre los extintores contra incendios en Tenerife, así como por su instalación contáctanos. le informaremos y asesoraremos sobre las mejores opciones que se adapten a tus necesidades.